martes, 21 de junio de 2016

Quédate conmigo

Quédate aquí conmigo y veras... verás que el cielo
realmente podemos alcanzar, que todo es artificial,
que la suerte sólo era una máscara del azar, que lo
único que nos da son palmas en las espaldas acompañadas
de sonrisas vacías que lo único que quieren es verte
inactiva y perderte de vista para escuchar al siguiente
paciente con más cuerdas historias dementes.
No te lo pienses más de dos veces, disfruta esa nueva
sensación tan única y elocuente, como profunda y delirante;
tan increíble e incomprendida, como marginada y solitaria;
una nueva sensación que desde algún lugar del más allá,
me hace ser consciente de los continuos sucesos paranormales
que me muestran hasta qué grado me siento unido a ti, desviando
la atención de mi mecánica corporal, dejándola actuar libremente
un rato, para verla después funcionando de forma estratégica
por su cuenta, con la intención de encontrarte en cualquier
lugar como por ejemplo el pasillo... ¿Me estaré quedando loco?

No hay comentarios:

Publicar un comentario